CALAVERA A LOS MUERTOS POR EL NARCOTRÁFICO

En medio del clima hostil
entre narcos y el gobierno
corría un rumor sutil
que a nadie parecía ajeno.

Que la Huesuda oportuna
en Santa se convirtió
que con un “cuerno de chivo”
su botín aseguró.

La Muerte siempre gentil
ofreció hacer un trato
a cambio de un precio justo
mataría de mil en mil.

Los dólares de la venta
serían para sus aliados
y los pesos de la ingesta
que se vayan al lavado.

Fue tanta su ambición,
que a manos de los sicarios
en tan sólo cuatro años
treinta mil muertos cargó.

La Flaca jaló parejo
con capos y menudistas
en la lista había también
cantantes y futbolistas.

Los fieles ahora rezaban
pa’ pedirle compasión
“no me lleves”-le decían-
“que yo sólo bebo alcohol”.

La Santa Muerte escuchaba
a todos los mexicanos
que a ella se encomendaban
con fervor guadalupano.

Mayte Guzmán

Anuncios