VERBORREA

La celeridad de su mente fue motivo de accidentes lingüísticos durante el breve tiempo, en que religiosamente la visitaba, no porque las palabras se atropellaran, sino porque al espetar sus ideas sobre cualquier… Sigue leyendo