AFLICCIÓN, AFECCIÓN

¿Qué ocurre
cuando la sangre corre desabrida
por las venas?
El dolor penetra aún así,
por ósmosis,
hasta el nido de la aflicción.
Las pulsaciones divagan
en un latido.
El estómago, el corazón,
lo que sea que siente
se convulsiona, agoniza
y finalmente,
se atrofia.
Las palabras tocan
a la puerta del pensamiento
El organismo se paraliza.
Silencio.
Era sólo la imaginación.
De cualquier manera todo queda quieto.
Ahora, ¿quién responderá?

Anuncios