DECLAMARÉ LA ELEGÍA

Declamaré la elegía,

pondré flores del mal encima de tu cuerpo

para que te las lleves a donde vayas,

sin mí.

Despejaré las dudas de una vez

te atravesaré los huesos si hace falta

aún con kilómetros de mundo de por medio

sin ti.

Crees que tienes las respuestas

Entonces regresa

Ya no mendigas certidumbre

A mi puerta

Perro que guardaste alguna vez mi sueño

Ya sin hambre

Ya sin dueño

Persigo las horas cuando desvarío

en ese reloj que se vuelve cangrejo

Y por más que intento

No encuentro mi lunar en otro beso

En una luna se perdieron los ancestros

de aquel canto que en ausencia de palabras

demandaba un pacto

no una promesa pausada.

Deja los sueños y el porvenir

Vamos a hacerlo ya

Y si quieres dejémoslo al azar

Lo que callas y denuncias,

entran en juego

la libertad en qué lado

de la apuesta va.

Declamaré la elegía,

Cada vez que la luna llena asome

Haremos el recuento de los daños

desde el infierno paraíso de aquel día

Y estas notas serán los balazos

que hurtarán de cada frase una herida

se irán contigo tras la despedida

llevándose las flores del mal a cuestas.

Anuncios