¡MI PAÍS, OH MI PAÍS! (Por Efraín Huerta*)

Ardiente, amado, hambriento, desolado, bello como la dura, la sagrada blasfemia; país de oro y limosna, país y paraíso, país-infierno, país de policías. Largo río de llanto, ancha mar dolorosa, república de ángeles,… Sigue leyendo