4F

A Patricia Heras

No pretendo imaginar tu voluntad evaporada

después del descalabro mortal

con la balanza que sujeta aquella musa

concebida ciega

justicia de podredumbre viva

Y si ella no era de este mundo

¿acaso has ido a buscarla en otra parte?

no podías predecir el jaque mate

es cierto

y tu partida los envilece

a ellos y al sistema

el sistema que nos asfixia

que nos exprime las ganas

y las ideas

¿acaso la libertad se negocia con la vida?

Allí en esa ciudad babilónica

que criminaliza la apariencia

de aquello que es ajeno a lo snob,

lo hipster,

lo “guiri”

y lo “apijado”

habría que gritar con voz de muerte

porque si es como dicen

aquella demuestra que el corazón latía.

Anuncios