Minúsculo beso

IMG_1525Las besa con suma conciencia para no equivocarse. Cualquiera que no le conozca subestimaría su poder de seducción. Su deseo lo vuelve capaz de sentirse atraído por cualquier humor casi sin retractarse. Como presa de un milenario ritual, el simple contacto con la piel se torna altamente excitante. En pleno éxtasis, las penetra suave, imperceptible y hasta tiernamente. Lo hace con tal precisión que es capaz de saciarse en un instante y sustraer la esencia de sus víctimas. En esa misma secuencia, él se hará más fuerte, y sus víctimas irán muriendo una a una por la infección de la que aquel insecto díptero y hematófago es portador.

Anuncios