AMIGA IMAGINARIA

fridabrush-56

Eran las mejores amigas desde pequeñas. Nada fuera de lo común, excepto porque a sus 23 años Leila seguía manteniendo esa relación imaginaria con su amiga Verónica. Tantos años de amistad eran un secreto bien guardado por Leila, pero el otro día desde el autobús le señaló a su madre la casa donde vivía su amiga. La madre se estremeció después de que su hija se expresó con tanta certidumbre sobre la tal Verónica. Experimentó esa especie temor que se siente cuando algo inexplicabe nos ocurre. Pensaba que era un asunto del pasado. Pero descubrió que había una referencia real de todo lo relacionado con Verónica, como el número de teléfono que Leila recitaba de memoria o la última conversación que sostuvo con ella el pasado fin de semana. Leila sabía el nombre de su canción favorita, a qué universidad asistía y qué carrera estudiaba su amiga imaginaria, -cómo no saber esas cosas mamá- le dijo.

Anuncios