UNA NUNCA SABE…

árbol

 

 

Una nunca sabe que más de alguno se ha muerto por vivir y por bienvivir

una nunca sabe que después de una sonrisa se abrirán las puertas del entendimiento

una nunca sabe que al mundo le sobran las grietas y que por allí se filtran los recuerdos

una nunca sabe que las palabras huyen, siempre o casi siempre, si el dolor nos visita

una nunca sabe que la muerte responde a todas las preguntas en un solo acto

una nunca sabe que saber nos hace responsables tanto o más que no saber

una nunca sabe que emborracharse es viajar por la quinta dimensión humana

una nunca sabe que en el humo del cigarrillo se guardan las colecciones de suspiros

una nunca sabe por qué fornicar no nos salva del hastío, ni del egoísmo

una nunca sabe si en los palcos de aquella montaña sobrevivirá la magia

[o el olvido

una nunca sabe todo lo que cura la luna llena y las estrellas

una nunca sabe que de tanto gritar por lo menos el viento nos habrá escuchado

una nunca sabe, y nunca supo, que las soledades amanecieron en los anillos de aquel frondoso roble.

Anuncios