CABOS SUELTOS

No puedo acostumbrarme a la almohada al encierro que simulan las paredes a la penumbra invernal a los días aciagos a la indiferencia No puedo acostumbrarme al asecho de la muerte a la… Sigue leyendo