CUANDO PARE LA POESÍA

El día en que parió la poesía

llovía

pero hacía mucho calor

al compás de una exótica melodía

rompió aguas

la fuente de la inspiración

y la mente divagaba

y el corazón palpitaba

casi fuera de control.

 

Intensas contracciones de tinta

anunciaban la inminente eclosión

palabras brotaban en armonía

versos asomaban en sintonía

cual incipiente canción.

 

Las metáforas y rimas

nacieron sobre el papel

en un parto sin puntos ni comas

y emociones a flor de piel.

 

Desde el alumbramiento

el poemita llora y ríe

ya se escucha su respiración

falta decidir un nombre

para esta nueva creación.

Anuncios