BUROCRACIAS

El siguiente texto

lo escribí

intentando evadir las engorrosas gestiones

que impone la burocracia literaria:

contar tantas sílabas en cada línea

rimar al final de cada verso

escribir estrofas consistentes

cuidar los signos de puntuación

buscar una idea que pareciera original

consultar algunas palabras en el diccionario

negociar conmigo misma

entre distintas alternativas al título

al final

he tenido que realizar diversos trámites

con la pluma y el papel

hasta llevar todo este amasijo de letras al ordenador

y es que pareciera

que esto de escribir

tampoco se libra de la burocracia.