COMÚN

  ¡Era tan común! -decía la abuela-. Tenía dos brazos y dos piernas que realizaban un movimiento acorde para desplazarse por el suelo. Una cabeza con dos ojos, una nariz, dos orejas, y… Sigue leyendo