INSEPARABLES

A sus doce meses de vida, la pequeña Anika ya camina, aunque da tumbos y se tambalea presa de la euforia que representa para ella poder moverse sobre sus dos piecitos. Anika también… Sigue leyendo