LA LISTA DE PAÍSES QUE MEJOR APARENTAN LO QUE NO SON

8773501-13871706

Según un estudio financiado por los organismos con ánimo de lucro Corruptos sin Fronteras e Imperialistas Megalómanos Internacionales, España ocupa el penúltimo lugar en la lista de Países que mejor aparentan lo que no son. El estudio, que se realiza cada cuatro años, se basa en diversos criterios como el intervencionismo -descarado o sutil- en la política de otros países del orbe, las sentencias eludidas por cohecho y malversación de fondos, los vergonzosos titulares de los medios de comunicación y lo más importante, los niveles de apatía e indiferencia de la ciudadanía. Bajo tales parámetros podría invertirse el orden de la estadística, pues en el mundo de las apariencias, el penúltimo lugar equivaldría al segundo puesto de tan repu(dia)tada lista.

portada-jueves_1_630x630Los datos del estudio revelan que, ante índices tan alarmantes en los ámbitos social, político y económico, es posible mantener el cinismo a flote sin el menor atisbo de autocrítica. La principal estrategia a la que recurren los Estados que compiten en la lista, es enarbolar ante todo la bandera de la legalidad y la democracia, repitiéndolas hasta el cansancio después de haber vaciado por completo el significado de ambos conceptos, con el fin de evitar controversias de índole ética o filosófica. Una tarea muy sencilla, tomando en cuenta que al común de los mortales, poco o nada les importa cuestionar ideas pre-establecidas, las cuales se asumen, además, como verdades absolutas. Así, es posible erigirse en juez para condenar las medidas económicas que adoptan otros países, aún cuando España hace años que padece el desgaste de sus políticas sociales con total premeditación. También es permitido conminar la censura que se aplica en casa ajena, cuando en la propia, una canción, incluso un tuit, que a criterio de los poderosos pueda dañar la sensibilidad delas élites, es motivo de cárcel. Por si fuera poco, España se atribuye la facultad de hacer ver ante la Comunidad Internacional que sus procedimientos judiciales son infalibles, siempre y cuando no se afecten intereses de la monarquía, de los políticos, de los empresarios, de los remanentes aristocráticos, y entonces sí, la justicia se aplicará con todo el peso de la ley, literalmente.

3001_20130204ga8o6r.pngEl documento íntegro del estudio lamentablemente no puede consultarse en ningún enlace (excepto éste), pues no se publica en los medios de comunicación habituales, ya que son éstos últimos los mejores aliados en el arte de aparentar lo que no se es. De cualquier manera, la divulgación o no del estudio no altera en nada la coyuntura, y aparecer en segundo o penúltimo lugar de la lista, tampoco.

Anuncios