Mar

Estabas tan cerca

que habría dicho sólo silencios

tus ojos cerrados

la piel desnuda

y el frío

gritaban más que yo.

Estabas tan cerca

que no podías besarme

y tampoco

devolverme los sueños

que te llevaste.

Anuncios