Miradas que emigran

Las miradas cuando emigran tejen nidos de recuerdos en cualquier parte o casi. Veintisiete metros cúbicos son bastantes para revivir la memoria o para olvidar para desenvolver los sueños que el calor evapora… Sigue leyendo