LECTURAS

Si al abrir el libro

leo en tu mirada de párpados amargos

la ausencia de los días de sol

y la lluvia me trae sin motivo

los recuerdos de vuelta

entonces paso una página

y otra

y otra

porque me parece que si me acerco

al final de esta historia

conoceré al menos

la luz de tus ojos

cuando el cielo escampe.