El alma de los tomates

es que no sabe a tomate

tiene la ropa y usa el color de los tomates

pero no sabe a tomate

lo mismo pasa con las fresas

los melocotones

las manzanas

los pimientos

a saber cuántos alimentos más

pero no

no sabe a tomate

su piel es gruesa

como «aplasticada»

aunque es jugoso

diría que es apto

para triturarlo

y hacerlo puré

porque a mordidas

la manzana de oro

no sabe a tomate

hemos concluido

que en los invernaderos

le roban el alma a los tomates

por eso ahora

la denominación «tomates de la huerta»

cotiza en bolsa.