Palabra emblemática

A la intemperie…

A la intemperie revolotean las aves

A la intemperie se aparean las bestias.

A la intemperie suspiran las estrellas

y se desnuda la luna.

El aire fluye al lado de los sueños,

a la intemperie.

La lluvia nos refresca,

y el calor nos arrulla,

a la intemperie.

Ella cura, ella sana,

«despejar la mente» a la intemperie

es un acto liberador.

Dormir a la intemperie,

lejos de la urbe, en un día despejado

—y sin guerras de por medio—

es un lujo que solo unas cuantas personas procuran.

Porque a la intemperie, somos pequeños, insignificantes, indefensos.

Allí, a la intemperie, somos lo que somos: humanos, instintivos, ¿salvajes?

…a la intemperie.