Publicación de la categoría: literatura

JURISPRUDENCIA CASERA

Una vez interpuesta la apelación, llamé a comparecer al acusado quien aún seguía en arresto domiciliario delante de la consola. También cité a la testigo principal y le pedí la llave del salón… Sigue leyendo

EL DIOS DEL VINO SE DIVIERTE EN VERANO

Eran las fiestas de la ciudad. Nueve días ininterrumpidos de excesos, donde corrían sin medida caudales de bebidas alcohólicas. Las fiestas agradecieron el verano caluroso y soleado, mientras la lluvia daba tregua a… Sigue leyendo

EL SALUDO SUEÑO

Los abuelos se despertaban cada mañana y a modo de ‘buenos días’ se preguntaban mutuamente qué habían soñado. Los sueños eran importantes para ellos, porque en ellos se reconocían con todas sus fantasías,… Sigue leyendo

VULNERABLES

Creía ingenuamente que el hecho de vivir en una ciudad de vanguardia lo mantendría a salvo de los bombardeos. La realidad era otra muy distinta. Pasadas las doce de la noche escuchó los… Sigue leyendo

MORDISCOS DE LUNA

-¡Cuando la luna esté madura la arrancaré y la comeré de un mordisco! -insistía la pequeña Kutsi, esperando con ansias poder alcanzarla. -¡Es muy grande para que la comas de un mordisco! -replicó… Sigue leyendo

ENTRELAZADOS

  La inspectora observaba desde su escritorio el sol radiante que por fin, obsequiaba esa mañana, tras varios días de intensa lluvia y bajas temperaturas. Se divertía mirando a un par de chiquillos… Sigue leyendo

RESTOS DE HUMEDAD

Ahí estaba intentando salvarse de caer al vacío. Todas las personas que estaban alrededor seguían conversando sin percatarse de que necesitaba ayuda. Si gritaba para pedir auxilio, invertiría las pocas energías que le… Sigue leyendo

Y FUERON FELICES PARA SIEMPRE

Cada mañana toco a su puerta y le llevo flores. A veces tarda en abrirme una eternidad, aunque en estas circunstancias, es lo que toca. La conocí el mismo día del entierro, pues… Sigue leyendo

TRAFICANTES DE LETRAS

Las hormigas entraron en el libro y comenzaron a llevarse al azar las letras a su hormiguero. Ni siquiera las vocales opusieron resistencia. Como no podían ingerirlas, pues la tinta es tóxica para… Sigue leyendo

DJINN

Como es habitual me despierto con el llanto del pequeño Enam y lo amamanto antes de empezar la jornada. A diario las vecinas de mi aldea y yo caminamos en grupo durante unas… Sigue leyendo