Espeto

Originalmente publicado en SALTO AL REVERSO:
Alguien lanzó un arpón en el río. En ese preciso momento, yo me encontraba nadando por allí, de manera que una sardina y yo, quedamos ensartados en…

Miradas que emigran

Las miradas cuando emigran tejen nidos de recuerdos en cualquier parte o casi. Veintisiete metros cúbicos son bastantes para revivir la memoria o para olvidar para desenvolver los sueños que el calor evapora… Sigue leyendo

¡VIVA LA GENTE! ¿QUIÉN LA RECUERDA?

A menudo me viene a la mente la imagen del cancionero de guitarra de mi padre, gracias al cual mi hermano se inició en aquel instrumento de manera autodidacta. Seguramente estará entre las… Sigue leyendo

El árbol de la ESS

Infografía publicada en Píkara Magazine

Flores a quemarropa

La llamaban el terror de los fusiles. Aquel día, cuando el gobierno envió el ejército a las calles so pretexto de salvaguardar la paz de la comunidad, ella se plantó frente a los… Sigue leyendo

POÉTICA

Atender a las cosas pequeñas, abrazarse a los días, desmenuzar los sentimientos, escupir la ira, protestar y hacer la guerra, pero con la palabra, si de algo sirve. No sé bien qué es… Sigue leyendo

ELUCUBRACIÓN

Ellos cambiarán el oro negro por el oro rojo para cubrir con poder su miseria. Es tan sólo un intento. El subdesarrollo vigila mientras alguien insiste “ten fe y reza” La pobreza con… Sigue leyendo

El invitado — SALTO AL REVERSO

Hace casi dos milenios que lo habían crucificado al lado de un tal Jesús de Nazareth, para quien la crucifixión era un mero trámite, según lo narrado en los evangelios. El pobre Dimas… Sigue leyendo

BALLENAS

Aquellas gotas grandes y pesadas no provenían de una nube hinchada como es la costumbre. Procedían de una pareja de ballenas que surcaban los aires en busca de comida, o tal vez, en… Sigue leyendo

Medidas para el tiempo — SALTO AL REVERSO

—¡Hey, despierta! Menos mal que no te has aburrido. Se ruborizó al sentirse observada mientras cabeceaba como una abuela soñolienta. A menudo, un letargo incontrolable la invadía cuando se quedaba quieta por mucho… Sigue leyendo