FISIÓN Y FUSIÓN

Aquel día de verano de 1945 se ensayó la primera bomba atómica en el desierto de Nuevo México, y unos kilómetros más al sur, los abuelos hacían el amor, de donde resultaría el… Sigue leyendo

EL MIEDO ANTE EL CONTESTADOR AUTOMÁTICO

La primera vez que saltó el contestador automático no sabía que la voz que escuchaba era una grabación. -Hola, soy Romina… -Hija, soy yo, ¿cómo estás? -Si nos conocemos entonces habrás reconocido mi… Sigue leyendo

¿LA POESÍA ESTÁ MUERTA? (HILDA DAGO POESIA?)

El anuncio tuvo un gran poder de convocatoria, aunque no tanto como la revelación de la muerte de dios que hiciera en su momento el reputado filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Además, nisiquiera se… Sigue leyendo

LA MISMA COSA

No son la queja y la protesta la misma cosa no son el miedo y la apatía la misma cosa no son la sorpresa y el espanto la misma cosa no son la… Sigue leyendo

LA REBELIÓN DEL CUERPO (confesiones de un melómano)

Se instala en la biblioteca siempre con suma discreción. No le gusta llamar la atención, pero sobre todo, detesta la manera escandalosa en la que algunos usuarios se hacen notar cuando llegan y… Sigue leyendo

DES-ENTIERRO

En cuclillas escarbé la tierra dispuesta a encontrar algún retoño silvestre lombrices de carnada una que otra raíz comestible. Pero aquel día sólo encontré huesos regados con sangre y lágrimas de ausencias prolongadas… Sigue leyendo

QUIÉN SE HA ROBADO EL MES DE ABRIL

  Hace no mucho tiempo circuló el rumor de que alguien había extraído al mes de abril del cajón donde había sido celosamente guardado. Dicho de manera más coloquial, que algún graciosillo se… Sigue leyendo

TRAGOS DE ARENA

Hace cuatro años nos embarcamos en el primer proyecto de autopublicación con el poemario Tragos de Arena. Hablo en plural porque sin la ayuda de todas las personas que figuraron como mecenas, dar… Sigue leyendo

CAMBIO DE AMBIENTE

  Cuando las luces de la sala se apagaron, ya había meditado lo suficiente en que no le gustaba nada, pero nada, el paisaje que su creadora había pintado para ella. Sintió culpa… Sigue leyendo

PIEDRA QUE LATE

La primera vez que se le apachurró el corazón, pasó tiempo para que volviera a funcionar con normalidad. Cuando creía que ya lo había perdido, comenzó a latir regularmente y a bombear sangre… Sigue leyendo